Publicidad

Cómo ahorrar dinero manteniendo al día tu vehículo

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Tu vehículo es una parte importante de tu día a día, y mantenerlo requiere de hacer una inversión constante. Hacer estas pequeñas inversiones te ayudará a ahorrar dinero aunque al momento no lo veas así.

Imagina los muchos accidentes que ocurren en la vía solo porque al vehículo le fallaron los frenos. O el gasto que implica cambiar un motor que se averió por falta de mantenimiento. Es por esto que mantener tu auto al día con un buen mantenimiento preventivo te ahorrará muchos gastos.

El mantenimiento preventivo implica todas aquellas revisiones que le hacemos al vehículo, aun cuando aparentemente se encuentre bien, para disminuir las posibilidades de fallas o desgastes mayores que te cuesten después una gran suma de dinero.

En el siguiente artículo verás algunos de los pasos que debes seguir para mantener tu vehículo al día y ahorrar dinero siendo precavido.

Mantenimiento preventivo automotriz

Uno de los primeros sistemas que debes mantener vigilados es el de los frenos. Una falla en los frenos en plena vía no solo puede costarnos el auto sino una gran cantidad de gastos médicos. Por eso:

  • Cambia el líquido de frenos cada seis meses.
  • Verificar siempre que esté limpio y sobre el nivel mínimo que necesita.
  • Revisa mensualmente el desgaste de las bandas y las pastas de frenos.
  • Cuando notes que las bandas comienzan a fallar, cámbialas.

El aceite es el principal agente que debemos revisar para el mantenimiento del motor. Un motor que esté en funcionamiento por solo un minuto sin aceite, puede averiarse permanentemente. En ese caso, cambia el aceite del motor cada tres meses o 5.000 Km, lo que ocurra primero. Y cuando hayas recorrido 5.000 Km cambia el filtro de aceite.

También debes verificar periódicamente el aceite de transmisión. Debes constatar que el fluido esté en el punto adecuado, así como su estado y olor. Una fuga en el aceite de transmisión puede generar un desgaste que te costará mucho dinero reparar.

Chequea tus neumáticos. Así como a ti te gusta caminar con zapato cómodos, tu vehículo soporta todo su peso en la llantas, por lo que merecen una revisión constante. Por lo menos una vez por semana verifica la presión de aire, verifica el desgaste y alinea tu vehículo periódicamente.

Otros aspectos del mantenimiento preventivo de tu vehículo incluyen:

  • Verificar el sistema de iluminación.
  • Cuidar la batería evitando instalar demasiados aparatos electrónicos.
  • Chequear que el sistema de suspensión funcione correctamente.
  • Cambiar el filtro de aire cada dos meses.
  • Verificar que el muffler del sistema de escape no tenga agujeros.
  • Revisar el líquido de dirección hidráulica

Mantener tu vehículo al día es parte de tu responsabilidad como conductor. Hacerlo te puede ahorrar dolores de cabeza, y mucho dinero.

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *