Publicidad

¿Cómo ahorrar gas en invierno y en verano?

Invierno y verano, como cada temporada, presenta nuevos desafíos a los conductores que tratan de ahorrar dinero en gasolina. En invierno, las temperaturas comienzan a bajar y el clima se hace más inclemente, las tormentas y las carreteras mojadas, hacen que sean reales peligros que amenazan a los conductores cada día. Sin embargo, las temperaturas de invierno también pueden ser una carga para los conductores que tratan de ahorrar dinero.

En épocas anteriores, se trataba de ahorrar dinero dejando que el filtro de aire caliente pasara hacia su automóvil. Conducir en temperaturas altas (es decir, en la época de verano) significa que la única manera de mantener el calor mientras se conduce es usando el aire acondicionado. Se ha demostrado que el uso de aire acondicionado de los vehículos puede tener un efecto sobre el consumo de gas del vehículo, causando que los conductores tengan que llenar los tanques de combustible con mayor frecuencia, lo que resulta en más dinero.

Estas acciones pueden ser tareas difíciles para los conductores, especialmente con los precios altos del gas en estos años. Incluso, esto puede ser aún más difícil para los conductores que tienen que realizar viajes largos o que quedan atrapados en embotellamientos y necesitan mantener el calor en época de invierno y retirarlo en época de verano.

Las condiciones húmedas de la época de invierno pueden hacer que sea difícil para los conductores ver la carretera, no dejándoles otra opción que limpiar sus ventanas o utilizar la  escarcha de los automóviles. Es por esto que en este artículo se mencionan algunas formas en las que todos los conductores pueden ahorrar dinero manteniendo el consumo de gas al mínimo en épocas como invierno y verano.

Utilice el aire acondicionado con moderación

La manera más fácil de asegurar el hecho de no gastar mucho combustible durante el camino que conduce es usar el aire acondicionado con moderación. Su uso durante la conducción agrega una carga adicional para el motor de su vehículo, lo que significa que va a utilizar más gasolina mientras está en uso, lo que resulta en más dinero invertido en gasolina. El uso de su aire acondicionado con moderación puede evitar sobrecargar el coche y le permitirá ahorrar dinero.

La mejor forma de realizar estas acciones es apagando el aire acondicionado una vez que el automóvil se calienta. Esto puede parecer una respuesta demasiado simple, pero la mayoría de los conductores tienden a mantener el aire acondicionado funcionando mientras se encuentran en el coche. Póngalo en una posición más alta para que el coche se caliente más rápido, y luego apáguelo una vez que el coche se encuentre lo suficientemente caliente. De esta manera se limita el uso de su aire acondicionado. Esto es especialmente efectivo para lugares donde se realicen cortos trayectos y donde el aire caliente no es necesario para períodos largos de tiempo. Al utilizar el aire acondicionado con moderación, puede asegurarse de que su automóvil no usará más gasolina de la que necesita.

 Estacione su automóvil en el interior de su hogar durante la noche

Durante el invierno, las temperaturas pueden variar mucho de un día a otro, especialmente cuando pasa de ser de dia a cuando pasa a ser de noche. Esta fluctuación de calor durante el día que cambia a un ambiente frío por la noche, puede dejar que su automóvil descienda su temperatura sobre todos sí estuvo todo el tiempo afuera. En la mayoría de las ocasiones, esto puede dejar una visibilidad limitada para los conductores en la mañana. Sin embargo, esto se puede quitar fácilmente utilizando la función de autodescongelación, en el caso de que su automóvil tuviera esa opción. Por desgracia, también agrega una carga adicional para el motor de su coche, lo que resulta en un mayor consumo de gasolina.

La mejor manera de evitar esto es parqueando su automóvil en el interior de su hogar durante la noche, y siempre que sea posible. Esta sustancia se acumula en su coche cuando se irradia el calor, dando lugar a su formación, de esta forma, si usted aparca su auto donde no se irradie calor de forma tan rápida, significa que esta sustancia no se alojará en la superficie de su automóvil.

Vista cálido mientras conduce

Otra forma en la que usted puede reducir el uso de su aire acondicionado uso durante la conducción en el invierno, es abrigándose cada vez que entra al automóvil. La mayoría de los conductores se basan únicamente en el aire acondicionado para mantener el calor durante la conducción en temperaturas más frías, pero el simple hecho de abrigarse puede reducir la dependencia del uso de aires acondicionadores, reduciendo así la cantidad de gasolina que se utilizará durante la conducción.

Los aires acondicionados pueden colocar una carga adicional para el motor de su vehículo, lo que significa que utilizará más gasolina mientras lo esté utilizando. En el invierno, cuando las temperaturas comienzan a bajar, puede ser tentador usar el aire acondicionado para calentar su coche. Al limitar el uso de aire acondicionado en esta época, se puede limitar la cantidad de dinero que se gasta en gasolina, y guardarlo para el invierno en el que la utilización del aire acondicionado se convierta en algo inevitable.

http://www.youtube.com/watch?v=kZsQIuUNttM

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *