Publicidad

Cómo enseñar a los niños a ahorrar dinero – 10 consejos prácticos

Para los padres puede representar un reto el intentar que sus hijos sean más consientes con el dinero para que en un futuro sean más sensatos con sus gastos. El primer paso para una buena economía a futuro es tener una buena base de cómo ahorrar su dinero y con estos pasos será mucho más sencillo orientarlos.

Aunque muchos niños suelen vivir al margen de los problemas económicos del hogar ya que los padres procuran que estos no afecten sus gastos, es recomendable, que de una forma acorde a su edad, se les explique a los niños algunos conceptos relacionados con el manejo de la economía doméstica. De esta forma aprenderán a valorar el dinero que gastan los padres y se creen en ellos hábitos muy útiles para cuando se conviertan en adultos.

Aunque hay que tener en cuenta la edad del infante, ya que no se puede tratar igual a un niño de 4 años que a uno de 11, existen una serie de recomendaciones genéricas para enseñar a los niños el fundamento de la economía doméstica:

  1. Se establece una paga mensual o semanal para el niño, por lo general a cambio de realizar algunas tareas en el hogar. Con esto aprenderán a organizar su economía, al igual que tienen que hacerlo los padres con su sueldo, con el que tienen que afrontar todos los gastos del hogar.
  2. Que los niños se den cuenta de que el dinero es limitado y que si eligen gastarlo en una cosa, están renunciando a usarlo de otra manera. Así aprenderán que deben pensar bien en qué gastarlo y aprovecharlo adecuadamente.
  3. Si se gastan el dinero, sin guardar nada, explícalesde dónde sale el dinero, y el esfuerzo que tienen que deben hacer cada mes para conseguirlo. Se trata de que sean conscientes de lo que cuesta ganarlo y lo rápido que se acaba cuando no se planifican bien las finanzas.
  4. Crea un presupuesto en base a su pago mensual y revísalo con ellos a final de mes. No es cuestión de ser muy estrictos, pero sí de transmitirles la importancia de planificar.
  5. Apuntar los gastos mensuales es una buena manera de controlar mejor el dinero, y darse cuenta de la cantidad de gastos que se realizan a diario sin darse cuenta.
  6. Habla con ellos de las ventajas del ahorro y lo importante que resulta contar con un “cochinito” para planificar un gasto mayor.
  7. Si son muy pequeños, enseñarles la diferencia del valor de las monedas y billetes mediante juegos. También debes explicarles que, lo que se paga con tarjeta, aunque sea un trozo de plástico, sigue siendo dinero.
  8. Para hacerles ver que conseguir dinero lleva unesfuerzo asociado, puedes hacer lo siguiente: cuando necesiten un dinero extra para un juguete, por ejemplo, explícales que como es un gasto adicional a su paga, tendrán que ganárselo realizando algunas tareas adicionales.

Pero que esto no se convierta en una costumbre: deben acostumbrarse a gastar lo que tienen, no más; además de no ver su aporte en la casa como algo que se les debe pagar sí o sí. Es importante también que las tareas asignadas no sean cosas que son ya su responsabilidad, como hacer las tareas o arreglar su habitación.

  1. Hazles ver la diferencia entre los gastos necesarios y los innecesarios. Los niños son muy caprichosos y es difícil hacerles entender estos conceptos. Puedes emplear ejemplos sencillos para hacerle ver esa diferencia. Por ejemplo, explícale que no puede ir al colegio sin vestir –gasto necesario-, pero sí puede ir sin llevar siempre el último modelo de zapatos de marca –superfluo-.
  2. El mejor consejo siempre es dar ejemplo. Los niños se enteran de todo y copian las conductas de sus padres, así que si por un lado les hablas de la importancia del ahorro, pero no eres capaz de demostrarlo con tu propio ahorro, será difícil que te crean.

 

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *