Publicidad

Reducir los gastos

Una de las formas más sencillas de ahorrar dinero, aunque luego en la práctica no lo es tanto, es la de reducir los gastos. La fórmula es sencilla: Menos gastos mensuales = más dinero por mes. Veamos en qué podemos reducir un poco las facturas y los gastos que tenemos para así poder ahorrar dinero, y hasta quizás invertirlo, de forma eficaz.

Reducir el uso de combustibles.

Como sabemos, las reservas del planeta en lo que a combustibles fósiles se refiere no son ilimitadas. Es por esto la suba constante del precio en los barriles de petróleo: más gente usando el auto, menos cantidad de petróleo disponible. Así de sencillo. Bajando el uso del auto, manejando a 90 km/h en ruta, manteniendo presión en las ruedas y utilizar otros medios de transporte (colectivo, subte, tren, bicicleta o esas dos extremidades que tenemos debajo del torso), pueden reducirse mucho el consumo de combustibles.

Recortar el gasto de entretenimiento.

Otra opción viable es la de recortar esos pequeños gastos en entretenimiento, que resultan no ser tan pequeños a fin de mes. Bajar la frecuencia del cine o las salidas a comer afuera, o quizás utilizar cupones de descuento en restaurantes y otro tipo de entretenimiento, descargar películas en lugar de alquilarlas o comprar libros usados en lugar de nuevos, son todas formas de recortar el gasto en entretenimiento y que suman al finalizar el mes.

Bajar las facturas.

Ahorrar gas, ahorrar electricidad y ahorrar en calefacción, pasándose a energías eficientes y limpias, es una buena forma de ahorrar dinero. Quizás se requiere una inversión inicial para instalar un panel solar en el techo, pero la reducciones en el uso de electricidad se notan y mucho.

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *